Gmail   YouTube

quienes somos

CEPA

v Presidente y Área Deportes: Sr. Claudio Arcos

v Vice Presidenta y Área Eventos: Sra. Verónica Romero

v Secretaría y Área Comunicaciones: Sr. Mauricio Cantergiani

v Tesorería y Área Pastoral: Sra. Isabella Caputo

v Asesores: Sra. Katherine Marín y Sra. Anaiz Cabrera

Un promedio de siete horas pasan nuestros hijos en el Colegio, suficiente para que constituya una de las influencias más importantes en la formación de su personalidad  y se convierta en una de las vivencias más intensas para ellos.

Es acá donde adquieren no solo conocimiento académico, sino también experiencias que influirán en su forma de actuar y de ver el mundo actual.

Es en este lugar donde comparten, se divierten, sufren, juegan y socializan. Todas estas constituyen razones de peso para que nosotros, los Padres asumamos el reto de participar activamente en su proceso educativo.

Los invitamos a que pensemos cuál es nuestra posición frente al Colegio, qué esperamos de éste y qué tan preparados estamos para ayudar a nuestros hijos:

v Reflexionemos sobre nuestras ideas y creencias acerca de la Educación que queremos darle a nuestros hijos. De esta forma podremos actuar en conjunto para potenciar sus capacidades. Recordemos que el Colegio es más que instalaciones o un uniforme con una linda insignia. Tengamos en cuenta aspectos como las relaciones humanas que tienen lugar en el Colegio, los valores que pretenden formar o el nivel de preparación de los Profesores.

v Cuestionemos nuestra actitud frente al Colegio: algunos padres pensamos que tenemos la responsabilidad total de la educación de los hijos. Creemos que basta con pagar lo que se exige, no asistimos a muchos de los eventos y dejamos que todo corra por cuenta de las Directivas y Profesores. En contraste otros asumimos que debemos tener parte en todas las decisiones del Colegio e insistimos en determinar las maneras más pedagógicas de enseñar. Si estamos en alguno de estos dos extremos consideremos siempre recuperar el EQUILIBRIO. Es importante estar en contacto con el Colegio, pero sin exagerar. Reconozcamos el rol que cumplen los Profesores, mantengámonos al tanto del desempeño de nuestros hijos, pero permitamos que ambos asumamos el rol y la responsabilidad que les corresponde.

v Reflexionemos acerca de nuestra actitud frente al proceso de aprendizaje de los hijos: Preguntémonos como padres si pretendemos adaptar el Colegio al niño, en lugar de ser al contrario; si evaluamos el aprendizaje sólo por la nota y no apreciamos otros logros como el que los alumnos sean colaboradores, aceptados y apreciados por los amigos, o se sientan bien el grupo; si asumimos la responsabilidad escolar de nuestros hijos como si fuera propia o si por el contrario se desentiende totalmente de su proceso educativo.

v Por último, Recordemos que es importante acompañar a los hijos en el aprendizaje y brindarles herramientas educativas, afecto y confianza para que puedan desarrollarse plenamente, sin asumir como propias las experiencias que son parte de sus vidas.